Hetalia day.

octubre 2, 2009

Hetalia fans… Reunite! lol XDDD

Bueno, esto es básicamente para los/las fans de la serie.

El día 24 de Octubre es el día de las Naciones Unidas así que los fans lo han escogido como “El día de Hetalia” Se están organizando quedadas en diferentes puntos del mundo y una amiga y yo estamos organizando lo que será la quedada para Barcelona. Aún no está decidido el lugar dónde se quedaría (sería en Barcelona ciudad, eso sí) ni la hora. Pero se irá informando en poco.

http://www.facebook.com/group.php?gid=143682718699&ref=nf

Para los que tengáis facebook.

Otra cosa, si alguien no tiene facebook pero planea asistir, estaría genial que contestaráis al post diciendo un nick o algo por el estilo para contactar. También necesitamos propuestas sobre qué hacer ese día, para así hacerlo aún más divertido.

Esperamos la participación.

Sed unos con Hetalia

Este abril se estrenó nueva obra en el teatro Condal de Barcelona. Paco Morán, después de estar enfermo y haber tenido que anular la representación de “Matar al Presidente” (junto con Joan Pera), vuelve a la carga con una obra de Pau Miró y March Rosich. Aunque esta vez no actúa con su habitual compañero, Joan Pera, ya que este sigue con la obra que empezó cuando Paco se puso enfermo “Oscar una maleta, dues maletes, tres maletes”

“Enfermo imaginario” trata de un hombre que es bastante hipocondríaco, a él le gusta estar rodeado de médicos y enfermeras y desde bien pequeño le gustaba leer prospectos de los medicamentos. No quiero explicar mucho del argumento para no revelar nada a nadie que quiera ir a verla.

Me enteré por casualidades de la vida que Paco Morán volvía a los escenarios. Además he de decir que soy fan de Paco Morán y Joan Pera, que me encanta “La Extraña Pareja” (fue cuando los “descubrí”) y que me encantó “La Jaula de las Locas” (que la vinieron a interpretar a Blanes) Yo fui quien incitó a mis padres a ir a ver “Matar al Presidente” y esta vez, escuchar que volvía siempre era una noticia agradable. Ese mismo día, en mi camino rutinario a Mataró, vi un cartel gigantesco que anunciaba su nueva obra y… El cartel me llamó la atención. Busqué información sobre el argumento y las ganas de ir a verla no hacían más que aumentar. Iba a ir con una amiga, pero al final ella no pudo y mi madre (junto con mi padre) se acabó por apuntar al carro.

Una se siente un poco “fuera de lugar” cuando va a ver una obra (con Joan Pera me pasó también) porque yo diría que era la más joven que había ido por voluntad propia. Habían niños algo más jóvenes que yo, pero creo que era el típico caso de “El niño no puede quedarse solo, que se venga al teatro” Pero realmente me da igual sentirme fuera de lugar, porque la experiencia vale la pena. Paco Morán es un hombre que tiene muchas tablas, se nota. Improvisa (porque improvisó ante el tartamudeo de la chica “creía que me ibas a traer un tren!”) y se desenvuelve tan bien que encanta. Te ríes ante ese carácter impetuoso, ante ese ingenio y esas expresiones que pone. Hubo un momento que casi no se escuchaba nada en la sala, porque toda la sala se estaba riendo. Tiene toques “fantasticos”, tiene momentos divertidos y tiene momentos melancólicos.

En definitiva, si quieres pasar un buen momento la recomiendo definitivamente. A destacar la gran actuación de los demás miembros del grupo, en especial destacaré a tres: Enric Boixadera, en el papel del juez (porque lo que llega a sufrir ese hombre y hacia el final, una vez habla no hay quien lo calle. ¡Muy bueno!); Rosa Serra, en el papel de la enfermera (porque, si lo piensas fríamente, es algo así como el Joan Pera que le falta a Paco. Ese papel de persona que lo irrita y a la que, a la vez, le tiene algo de estima (muy dentro de si)) y finalmente a Norbert Ibero, en el papel de Cosme (porque tiene puntazos y además con esa risilla traviesilla. Ese móvil… Jaja)

Pero sobretodo PACO MORÁN, porque está brillante, porque le hubiesemos aplaudido a rabiar y es que es uno de los actores de teatro (junto con Joan) que más me gustan en el panorama actual. Una gran ovación a este hombre.

Un gran momento (aproximado):

Margarita (mientras Argán intenta amablemente que se calme): ¿Qué está pasando? Dígamelo. ¡No tenga reparos en contarme la verdad! ¿Qué ocurre? ¿Eh? ¿Qué pas..?
Argán: ¡Tranquilicese! ¡Callese ya hombre!… ¡Mira que como no se calle se queda en tierra!

Simplemente, genial. (claro que fuera de contexto, pierde mucho xD) Os dejo con unas cuantas imágenes (más las que ya están puestas)

Todas las imágenes fueron sacadas de la página web de eventos de BCN

Lo sé… Sé que ya han pasado unas cuantas semanas, y que lo tendría que haber hecho entonces pero… Cuestión de falta de tiempo y ganas (jaja ¡la verdad!) Pero más vale tarde que nunca, así que vengo a comentar mi opinión general de este salón del manga. Sin pasar por quedé con fulanito y menganito. Sino en base a la organización, etc.

Este año, como bien sabéis, se dividió el salón en tres recintos. Eso ya asustaba desde un principio… Pero ya, antes de ir al salón, tuve mi primer descontento con Ficomic… Y fue debido al concurso de karaoke. Las bases de los demás concursos han sido expuestas con más antelación, se especificó antes las fechas y sinceramente yo me sorprendí que muy cercanos a octubre y aún no hubiese información de dicho concurso. Incluso llegué a pensar que este año habían prescindido de hacerlo… Mi sorpresa fue cuando, hablando con una amiga, me dijo al tiempo que sí, que habían puesto las bases…

Es decir, faltó tiempo y alguien como yo, que no se pasaba a cada minuto a ver si habían puesto algo de información, pues se quedó sin la oportunidad de pensarse seriamente el presentarse. Y pasaba de intentar conseguir una plaza en el salón… con las colas y todo eso… Vamos, hubiese sido misión imposible xD

A comentar sobre el viernes y sábado (que fueron los días que yo fui)

Lo primero es el gran descontento y la enorme impresión de desorganización que se me quedó el viernes, cuando vi que cosplayers y gente con entrada tenían la misma cola para entrar… Vamos a ver… Todos los años tenían colas separadas e iba mejor porque siendo cosplayer entrabas rápido… Pero este año todos juntos y una cola que daba la vuelta al edificio… Con gente que daba la impresión que se habían quedado a dormir allí para coger sitio en la cola, como si fuese un concierto.

Después tenemos el hecho de que sí, gracias que pusieron mangabus… pero… El único día que vi el autobús fue el sábado y según tengo oído era más lento que andar unos 5 minutos hasta el escenario (el otro recinto no sé a cuanto estaba, puesto que no fui)

Para continuar… Me quedé sorprendida cuando el viernes, saliendo, no nos quisieron poner el sellito para volver a entrar con la excusa de que “íbamos disfrazados” Ahí con esa tensión, como si quisieran ahorrar unos mili-litros de tinta… (Aunque cuando me iba a ir miré con cara de pena a uno y le conté que no me habían querido sellar, si por favor me sellaba y lo hizo 😛 jeje)

La propuesta atractiva de este salón, era el cantante del opening de Saint Seiya. Se anunció tarde (o yo me enteré tarde al menos) y acabé por no verlo. Los motivos son simples… Tenía que salir de edificio, caminar hasta el otro, entrar… Y es que… señoras y señores, el polideportivo se quedó pequeño.

“Er poli” (xD)

Hasta le hago un subtítulo porque tengo que contar cosas de ese deportivo con el que querían solucionar los problemas de las aglomeraciones delante del escenario… Si bien es cierto que durante las horas puntas de eventos, la farga se quedaba más vacía y se podía caminar genial.

Pero había un gran problema… Había unas pedazo colas para entrar en el escenario que era impresionante. Cuando se llenaba la gente tenía que esperar fuera hasta que se vacíase un poco. Después teníamos los seguratas a la entrada y la salida que miraban donde fuese en busca de algo potencialmente peligroso (yo escuché un testigo que me dijo que le habían mirado dentro de una taza que llevaba como complemento de cosplay… muuuuy alucinante xD)

Para añadir más leña al asunto, empezaron a decir que no cabía gente, que nos echásemos para adelante… Esta gente no pensaba en el dilema de que tenemos piernas… y si nos apretábamos más, no nos llegaría la circulación a las piernas. Llegó el punto que lo pedían y la gente se negaba a avanzar, y con razón. Y es que “Er poli” (XD) tenía una moqueta para que los frikis no rayásemos nada, el escenario estaba más allá y teníamos aquellos muros raros donde la gente, a falta de entretenimiento dibujaba (Seguramente porque no querrían que pintásemos las paredes normales).

Mi propuesta para solucionar la falta de espacio es… la utilización de esas gradas que estaban vacías seguramente porque no querían que los frikis las ensuciasen… Vamos a ver, el escenario en la esquina más lejana de las gradas, y todo lo demás para que se sienten… ¡No es tan difícil señores de Ficomic…!

El exterior del polideportivo estaba bien, era amplio y se podía sentar uno para comer y lo que quisiese… porque… ¡ATENCIÓN, no se podía comer dentro! El cartel te lo anunciaba cuando ya entrabas… que ya es mala hostia, porque entras para coger sitio y comer dentro mientras y te encuentras eso justo cuando entras… ¿Qué haces? Sales, comes rápido (casi muriendo atragantado en el proceso) y entras a coger sitio antes que se empiecen a formar colas imposibles de hacer.

Para terminar. Decir que el salón ha estado bien, que sí que la división de sitios ha aligerado la carga de gente en la farga en algunas ocasiones, pero también ha hecho que muchos se pierdan diferentes actos por la cosa de estar en un sitio equivocado a la hora que tocaba. Un punto a favor que no había mencionado, los trivials de la FOC, estuve un rato el sábado… y muy divertidos, innovadores y entretenidos. Sinceramente, estoy muy contenta con los de la FOC, saben variar las actividades de entretenimiento, un aplauso para ellos, ojalá hagan jornadas pronto.

El manga bus no sirvió para mucho, las colas kilométricas… (Creo que habilitar más entradas o hacer más colas sería más productivo), las colas kilométricas para intentar comer algo dentro del salón, etc… Suerte que la gente en el salón hace que estas cosas las omitas y cuando te preguntan que tal fue el salón puedas decir: Genial!